TIPS PARA UN CABELLO SALUDABLE, Parte 4

El cabello se nutre desde la raíz, por ello debemos empezar a cuidarlo desde dentro, añadiendo cuidados específicos según el tipo de cabello.

Cuero cabelludo seco: es la pérdida de la humedad natural del cuero cabelludo, llegando a ser incluso molesto. Se puede asociar al envejecimiento ó dermatitis, entre otros, siendo peor en los cambios de temperatura o de estación, contaminación, tabaquismo, etc.

Esto hace que perdamos nuestra capa protectora natural desembocando en un problema de sensibilidad (véase cuero cabelludo sensible), quedando más expuesto a sustancias dañinas.

Para combatir este problema necesitamos hidratar y restaurar nuestra piel del cuero cabelludo con aceites naturales dando un suave masaje para su correcta penetración. Beautifying Composition es un compuesto 100% natural con aceite de jojoba ( el más parecido al aceite natural de nuestra piel) y aceite de girasol orgánico. Aplica unas gotas en la palma de tu mano, extiende y masajea con la yema de tus dedos. Puedes cuidar la piel de todo tu cuerpo con esta línea.

Utiliza una línea de limpieza suave, Cherry Almond está enfocada para todo tipo de cabellos, de uso frecuente, que limpia, hidrata y suaviza nuestro cabello, además tiene un aroma dulce y floral que embauca todos los sentidos.

  •    Y al igual que con el cuero cabelludo sensible, evita el calor seco en exceso.
Facebooktwittergoogle_plus instagram