TIPS PARA UN CABELLO SALUDABLE, Parte 3

Para conseguir un cabello sano y bonito debemos empezar a cuidarlo desde la raíz, es decir, cuidar nuestro cuero cabelludo. Hoy vamos a hablar del cabello graso, un problema muy común en nuestra sociedad. Existe un exceso de grasa, dando un aspecto sucio, aceitoso y sin volumen. Un problema recurrente generalmente por causas genéticas, que pueden agravarse con la mala alimentación, desequilibrio hormonal, etc.

Esta acumulación de sebo sobre nuestra piel puede «ahogar» el folículo piloso, dificultando así su correcta oxigenación, provocando debilitamiento e incluso la caída del cabello.

La línea RoseMary Mint, a base de romero y menta, limpia y oxigena el cuero cabelludo dejando una sensación de frescor muy agradable.

Las personas con este problema suelen lavarse el cabello a diario, lo cual no es aconsejable porque puede provocar un «efecto rebote». Lo más recomendable es dejar un día por medio, aplicando en ese día el champú en seco Shampure Dry Shampoo sin aerosol, o el nuevo Rinseless Refresh, un nuevo sistema de agua micelar para el cabello, ambos absorben el exceso de sebo revitalizando al instante el peinado.

Facebooktwittergoogle_plus instagram